Instructores de Pilates Certificados por la PMA

Inauguramos nuestro blog, hablando de algo que consideramos básico en un buen instructor de Pilates, su formación.

Son muchos los Studios de Pilates que se autodenominan escuelas de formación, capacitadas para poder formar y certificar instructores de Pilates. Pero la realidad es que a día de hoy no son tantos los Teacher Trainer, verdaderamente formados y certificados, para poder formar a otros instructores con verdadero criterio y rigor. Formar a un nuevo instructor para que imparta clases de Pilates, no es solamente enseñarle una tabla de ejercicios, para que durante una hora los combine de la mejor manera posible en las clases que imparte. En una buena formación de un instructor de Pilates, debe haber mucho conocimiento de anatomía, de movimiento del cuerpo, de patologías, y no para curarlas, sino para saber como afrontar una clase con un cliente que la padezca, o cuando decir que no ante algo que nos supera y no nos compete. En una buena formación también debemos aprender a “enseñar”, a empatizar con el cliente, a entender que el cuerpo un día responde de una manera y otro día de otra muy diferente ante un mismo ejercicio. Un buen instructor de Pilates debe preocuparse constantemente por su formación y tener muy claro de quien la recibe, de la misma manera que un cliente debe tener muy claro cual es la formación de su instructor.

Actualmente existe un único organismo a nivel internacional, que se dedica a enseñar y certificar instructores siguiendo los criterios originales del Método Pilates, la PMA (Pilates Method Alliance). Este organismo ha sido muy criticado por algunas escuelas, que se desmarcan de sus protocolos de enseñanza, y consideran que solo existe esta alianza con fines lucrativos. Si bien es cierto que todo lo que lleve el sello PMA, suele ir acompañado de un “coste alto”, la realidad es que cualquier buena formación dentro del mundo del Pilates tiene precios muy elevados…

Sin querer entrar en una defensa directa de este organismo, si quiero defender lo que implica formar parte de el o lo que es lo mismo, ser un Instructor Certificado por la PMA. Garantiza haber superado una prueba de conocimientos globales sobre la historia del Método Pilates, sobre el protocolo de ejercicios de suelo y máquinas en todos los niveles, conocer con detalle el uso de todas las máquinas, conocimientos completos de anatomía, patologías, protocolos de enseñanza, etc. El que un instructor haya podido acceder a realizar este examen, garantiza que ha recibido una formación por una escuela certificada, con verdaderos Teacher Trainer certificados, y que esa formación teórico-práctica, ha superado las 450 hrs como mínimo, independientemente de la trayectoria anterior del instructor y al margen de sus horas de experiencia profesional previa. Pero lo más importante es que un instructor certificado tiene 2 años para poder revalidar su título, y para ello debe seguir formándose y reciclándose, acreditando la asistencia a nuevas formaciones, seminarios, y workshops de especializaciones, que le permitan obtener los créditos necesarios para poder mantener su titulación al día. Sin duda creo que lo mejor que le puede pasar al alumno de una clase de Pilates, es que su instructor cada “X” tiempo, tenga que cancelar sus clases, para poder asistir a una nueva formación…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *